Oración

Señor Jesucristo, que por el Padre, con la potencia
del Espiritu Santo, fuiste llevado desde las tinieblas
de la muerte a la luz de una nueva vida en la Gloria,
haz que el signo del sepulcro vacío nos hable a nosotros
y a las generaciones futuras, y se convierta en fuente
viva de fe, de caridad generosa y de firmísima esperanza.
A tí, Jesús, presencia escondida y victoriosa en la Historia del Mundo,
Honor y Gloria por los siglos de lo siglos.

 

Concatedral de San Julián

Apdo. 267

Ferrol, A Coruña, España

CONTACTO